En Vinos Vetusta siempre priorizamos calidad frente a cantidad

Una de las cuestiones que más preocupa a los integrantes de Viñedos La Dehesa SL, la empresa matriz de Vinos Vetusta no es si se puede producir una gran cantidad de botellas de sus vinos. No hay una preocupación sobre si hay que atender a una demanda creciente, ni se piensa en comprar uva crecida en campos que no son de su propiedad, que estén bajo su control directo.

Esto, claro, provoca que no siempre se pueda llegar a producir todas las botellas que les gustaría tener en reserva. La principal preocupación de Vinos Vetusta es, en cambio, la calidad. Por este motivo es importante para Viñedos La Dehesa S.L. que la uva que se produce en sus propios campos, esos que están repartidos por varias poblaciones de la Ribera del Duero y que suman en total 23 Ha.

Los viñedos están compuestos por viñas que tienen una edad de entre 10 y 15 años de vida y sus frutos son de la variedad tempranillo. La ubicación de estos viñedos es fundamental para determinar algunos de los matices que se consiguen gracias a los distintos tipos de terreno . Cada uno de ellos aporta una serie de características que son cuidadas y potenciadas para obtener vinos con esa calidad que es el principal argumento de la bodega.

Las 4 Ha de los Viñedos de Haza están cercanos a la población de Moradillo de Roa, mientras que en Fuentenebro se encuentran otras dos fincas que suman 8 Ha y que aunque están en el mismo término municipal, cada una de ellas tiene unas características diferentes entre sí. La tercera finca tiene una superficie de 4 Ha y está situada a una altitud de 1.000 metros y es el más joven de todos los viñedos, ya que se plantó en el año 2006. Tiene una producción muy baja, de alrededor de 3.500 kg/Ha, pero de gran calidad.

El último es el Viñedo de Aranda del Duero, que está dividido en dos por la autopista A1 y de él procede la uva que se utiliza para la producción del joven roble que forma parte del catálogo de Vinos Vetusta.