Vetusta Rosado de Lagrima

7,50 IVA incl

Si te gustan los vinos rosados, tienes que probar nuestro Rosado de Lágrima. Pero incluso si no eres de rosados, te recomiendo que pruebes este vino. Te sorprenderá su frescura, su intenso sabor a cereza y fresa frescas recién recogidas y su persistencia en boca no habitual en muchos rosados.

Este es un vino de alto coste de producción para su precio pero decidimos seguir elaborándolo año tras año porque es un placer disfrutar de la uva Tempranillo de Ribera del Duero en su versión más pura y fresca.

Descripción

Nuestro rosado tiene un poco de cada uno de nuestros viñedos:

  • De “Haza” situado en un páramo a 980 metros de altitud suelo de canto rodado y caliza.
  • De “El Carrascalón” en las laderas de arcilla roja de Fuentenebro a 1000 metros de altura.
  • De “El Bosque” canto rodado de gran tamaño también en Fuentenebro
  • Y de “Los Hoyos” situado en una ladera caliza junto al monte en Santa Cruz de la Salceda a 950 metros de altitud.

Todos estos viñedos se plantaron hace 20 años y su producción por hectárea este año fue de 5800 kg por/ha.

Hemos sido fieles a la elaboración clásica de un Rosado de Lágrima. Cada día llenábamos un depósito de cada una de nuestras viñas y extraíamos una cantidad del mosto flor (mosto que sale por la presión de las propias uvas sin ningún medio mecánico).

Una vez extraído el mosto de cada uno de los depósitos se fermenta en frío para conservar toda la fruta que nos aportan nuestras uvas y cada uno de nuestros suelos.

Una vez acabada la fermentación se procede a la clarificación y filtración para a continuación embotellar y así evitar cualquier oxidación que nos haga perder algún aroma.

 

Cata: Visualmente observamos un brillo y una limpieza espectacular que enamora a primera vista, tonos rojos y rosas en la misma proporción. En nariz no engaña y expresa la tempranillo Ribera del Duero en su versión más pura destacan la cereza y la fresa frescas recién recogidas. En boca es de fácil paso por boca pero con una persistencia inusual en muchos rosados y que te invita a seguir bebiendo un equilibrio de acidez y alcohol y expresan cada uno de los terruños de los que proviene.

 

Te gustará porque:

  • Es fresco y aromático
  • Sabe a cereza y fresa recién recogida, con alta persistencia en boca
  • Es una forma diferente y poco habitual de disfrutar de la uva Tempranillo de Ribera del Duero

OPINIONES DE CLIENTES