Esencia Vetusta
La esencia está en la tierra

Amamos la tierra en la que hemos crecido. En ella nos sentimos a gusto, tranquilos, satisfechos, felices. Por eso creemos que la esencia está en la tierra.

La esencia de nuestros vinos

Cuando decidimos empezar a plantar viñedo y elaborar vino en la Ribera del Duero, tuvimos claro que la elección de las zonas y suelos en los que plantar nuestros viñedos era importante a la hora de hacer vinos de calidad que transmitan la verdadera esencia de nuestra región vinícola.

Lograr que, a través de nuestros vinos, puedas sentir la pureza, la energía y la conexión que transmite la tierra.

Al buscar los sitios en los que plantar nuestros viñedos buscamos tierras buenas para el cultivo de la viña, suelos donde antes de los años 60 ya había viñedo que fue abandonado o sustituido por cereal.

Buscamos tierras con distintos tipos de suelo, que aporten matices diferentes en las uvas, y nos den juego para elaborar vinos más expresivos y complejos.
Buscamos tierras ubicadas en las zonas altas de la Ribera del Duero de Burgos y Segovia, tierras más frías y aireadas, que nos dan vinos más frescos, con mayor acidez y capacidad de envejecimiento.

Porque la esencia de los vinos de Bodegas Vetusta está en la tierra, en los suelos de donde proceden, en las viñas que crecen en ellos, en la uva de gran calidad que nos da la tierra.

Vuelta al origen, en ecológico

Nuestro compromiso por volver al origen y recuperar la esencia cuidando la tierra con amor y respeto, nos llevó a practicar una viticultura orgánica y certificar nuestros vinos como ecológicos.

Dejamos de usar fertilizantes químicos para abonar el suelo del viñedo utilizando solo abonos orgánicos.

Y comenzamos a enfocar los trabajos en el viñedo a la vigilancia y tareas de prevención de plagas y enfermedades para evitar el uso de pesticidas o fungicidas sistémicos.

Pronto nos dimos cuenta de que dedicando tiempo a cuidar del suelo y de la viña conseguíamos que el propio ecosistema se regulara por sí mismo.

Así que, volvimos a trabajar el viñedo como se trabajaba antes, de forma más respetuosa con la biodiversidad que rodea nuestros viñedos, aprovechando que estamos en una zona privilegiada, la Ribera del Duero.

Esto no quiere decir que dejemos el viñedo a su suerte y no hagamos nada, todo lo contrario.

Para crear vinos de gran calidad, con certificación ecológica, necesitamos pasar muchas horas en el campo, mimando las viñas y realizando labores para favorecer que las plantas crezcan fuertes y sanas.
A cambio, obtenemos uvas de gran calidad, que trasladan toda la expresividad, pureza y esencia de la tierra en la que crecen.

Una vez en bodega, continuamos el trabajo de elaboración controlando muy bien su evolución y realizando la crianza dejando que la uva sea la única y verdadera protagonista de nuestros vinos de altura.

Creemos que...

Pensamos que...

Estamos convencidos de que…

¿Eres distribuidor de vinos?

Vende mucho más que vino.

Vende conexión con la tierra, pasión por la Ribera, tiempo para disfrutar. Vende esencia Vetusta.